Tel.: [011] 4941-0845 o [011] 3750-9847
Mi Carrito
$0,00
Blog

Significado de la Pascua

Qué es Pascua (o Día de Pascua):

La Pascua celebra la resurrección de Jesucristo al tercer día después de haber sido crucificado, según se relata en el Nuevo Testamento de la Biblia. Es la celebración más importante de la Iglesia cristiana.

La Pascua es también conocida como Día de Pascua, Domingo de Pascua, Domingo de Resurrección, Domingo de Gloria o Domingo Santo.

Con la Pascua finaliza la Semana Santa, días en los que se conmemora la crucifixión y muerte de Jesús el Viernes Santo y se celebra su resurrección y aparición ante sus discípulos el Domingo de Pascua.

Con la Pascua, inicia un período conocido como Tiempo Pascual, que dura cincuenta días, y que finaliza el Domingo de Pentecostés.

Según las Sagradas Escrituras, con la Pascua Dios da a los cristianos la esperanza por la resurrección y por una nueva forma de vida, representada en el regreso de Cristo entre los muertos.

La Pascua es una fiesta móvil, cuyo día varía cada año. Esto se debe a que la fecha no es fijada siguiendo el calendario civil, sino por el año litúrgico, que se rige por los ciclos lunares.

Así, la Pascua se ubica siempre después de la primera luna llena luego del inicio de la primavera en el hemisferio norte, y del otoño en el sur.

En este sentido, la Pascua puede celebrarse entre los días 22 de marzo y el 25 de abril. Y el día en que esta cae es importante para calcular también las fechas de otras fiestas religiosas, como el Pentecostés y la Ascensión.

El término Pascua proviene del latín páscae, que a su vez proviene del griego πάσχα (pasjua), una adaptación del hebreo פסח (pésaj), que significa “paso” o “salto”.

Origen de la Pascua

El origen de la celebración de la Pascua se encuentra en el Antiguo Testamento de la Biblia, en el libro del Éxodo. Allí se narra la marcha del pueblo de Israel del cautiverio en Egipto hacia la tierra prometida, y se explica cómo debe ser llevada la celebración pascual para el pueblo hebreo.

Los cristianos, sin embargo, separaron la celebración de la Pascua judía y de la cristiana en el Primer Concilio de Nicea (año 325 d. de C.), y definieron así los elementos propios de la celebración cristiana, que festeja la resurrección de Jesucristo.

Símbolos de Pascua

Conejo de Pascua
El conejo de Pascua es símbolo de la fertilidad, pues al final del invierno y principios de la primavera, en el hemisferio norte, era cuando comenzaban a aparecer los animales con sus crías, recordando el renacer de la tierra.

Huevo de Pascua
El huevo de Pascua representa el inicio de la vida. Por esto, en varios países se regalan huevos de chocolate a los amigos para desearles una buena Pascua.

Cirio pascual
Es un cirio grande y decorado con una cruz en el centro que se usa durante la Vigilia Pascual. Su luz simboliza la resurrección de Cristo.

Flores
Las flores representan la vida y la alegría por la resurrección de Jesús y la nueva vida que él nos trae. Los templos suelen ser adornados con muchas flores.

La luz
Las luces tienen un protagonismo especial es las celebraciones pascuales: son ellas las que nos evocan la idea de que la Pascua es el regreso de la luz para todos en la resurrección de Cristo. Por ello se recurre no solo a cirios sino a colores claros, alegres y festivos.

Rosca de Pascua
La rosca de Pascua es un tipo de pan dulce tradicional con forma de anillo que se acostumbra preparar para la celebración Pascua.

La rosca de Pascua tiene un origen antiguo e, incluso, pagano cuando en las saturnales romanas se agradecía a la tierra por su generosidad y riqueza de alimentos. Para aquel momento se acostumbraba a elaborar una torta de higos, dátiles y miel, de forma redonda como ofrenda en espera de fertilidad y buenas cosechas para el año que iniciaba.

No obstante, fue en Italia donde se comenzó a hacer la rosca de Pascua de manera muy similar a como la conocemos en la actualidad. Los pasteleros italianos retomaron la tradición pagana a fin de rivalizar con la usanza del Huevo de Pascua como símbolo de nacimiento y fertilidad.

Asimismo, la forma de anillo de la rosca de Pascua representa la continuidad, la unión y el renacer eterno, que se vincula con la celebración cristiana de la resurrección de Jesucristo el día de Pascua.

Para la elaboración de la rosca de Pascua los pasteleros emplearon tres productos básicos en la pastelería que son leche, harina y huevos, y para su decoración empleaban huevos duros.

Pascua judía

La Pascua, también conocida como Pesaj, es la festividad judía que conmemora la salida del pueblo hebreo de Egipto, relatada en el libro bíblico del Éxodo. El pueblo hebreo considera que este hecho marca el nacimiento del pueblo como tal.

La celebración coincidió en el mes hebraico (nissan) que corresponde a los últimos días de los meses de marzo y abril, cuando comenzaba la estación de la primavera.

Los judíos siguen con la tradición contemplada en el libro Éxodo. Durante la festividad, que se realiza durante siete días, es servida una cena especial con pan ácimo, vino, hierbas y cordero, donde se reúne toda la familia. Durante estas fiestas está prohibida la ingesta de cereales fermentados.

 

Fuente: “www.significados.com”